Lic. Claudia Messing Lic. Claudia Messing Lic. Claudia Messing
escuela para padres
 
Inicio Home Formación y Supervisión Asesoramiento Institucional Asistencia Psicoterapéutica Investigación y Publicaciones Notas y Entrevistas Directivos y Profesionales Contacto y Newsletter
 

 

Publicaciones de la Licenciada Claudia Messing

 

“SIMETRÍA ENTRE PADRES E HIJOS. Efectos de la mimetización inconsciente con el adulto a nivel emocional, educativo, vocacional y social.” Editorial Noveduc.

SIMETRÍA ENTRE PADRES E HIJOS. Efectos de la mimetización inconsciente con el adulto a nivel emocional, educativo, vocacional y social.

 

“DESMOTIVACIÓN, INSATISFACCIÓN Y ABANDONO DE PROYECTOS EN LOS JÓVENES. Orientación vocacional y vínculos familiares.” Editorial Noveduc.

desmotivación_ insatisfacción_y_abandono_de_proyectos_en_los_jovenes_Claudia_Messing

 

Novedades

Próximos eventos y cursos

Escuela para padres

Videos de Claudia Messing



 

 

 

 

CADA VEZ MÁS CHICOS PIDEN AYUDA PARA ELEGIR UNA CARRERA

Los especialistas de centros públicos y privados estiman que las consultas al menos se duplicaron desde 2001. Un factor decisivo es la incertidumbre por el futuro laboral. Y también "marea" el abanico de ofertas.

Mariana Iglesias

Hay chicos que desde muy chicos saben qué quieren hacer de sus vidas, o al menos qué les gustaría estudiar. Pero hay otros que no tienen tan claro el panorama. Incluso, algunos terminan el secundario sin tener la menor idea de cómo seguir adelante con sus vidas. Es más: los especialistas en orientación vocacional entrevistados por Clarín dicen que al menos se duplicó la cantidad de consultas.

Van adolescentes "medio perdidos", que indagan sobre carreras, contenidos de las materias e inserción laboral. ¿Por qué tantos? "La situación actual, el estado de general incertidumbre ", coinciden los especialistas.

Claudia Messing, psicóloga, socióloga y directora de la Escuela de Postgrado en Orientación Vocacional Ocupacional y Asesoramiento Familiar, asegura que las consultas casi se triplicaron desde el 2001. Y dice que el mayor temor de los jóvenes es el fracaso: "Tienen miedo a equivocarse en la elección de su carrera, a no adaptarse a los estudios y abandonar, a no conseguir trabajo".

Los temores no son infundados. En las universidades nacionales, sólo el 11% logra recibirse y el 50% deserta en primer año. "Los indicadores responden a la interacción de un contexto social de crisis y exclusión, el déficit de formación del secundario, la cultura del exitismo y la inmediatez, crisis de valores y de autoridad política y social, y dificultades familiares para construir modelos de contención y diferenciación con sus hijos", dice Messing.

Y explica: "Estos factores determinaron nuevas problemáticas vocacionales; apatía, desmotivación, abandono de los estudios, fragilidad de los intereses vocacionales, desconexión emocional, conductas fóbicas y fuertes dificultades de aprendizaje".

Adriana Gullco, coordinadora de la Asociación de Profesionales de la Orientación de la República Argentina (APORA), agrega: "El escenario social cambió en relación con el que había cuando sus padres eligieron la carrera. Ahora nadie tiene asegurado un futuro por tener un diploma. La idea de que ciertas profesiones generan certeza laboral ya no se sostiene porque las condiciones de trabajo varían y las tecnologías quedan fácilmente perimidas". Ya hay cambios. Sistemas, Ciencias de la Información o de la Comunicación, que fueron boom en los 90, ya no captan tantos alumnos.

"Se llegó a un techo. Los chicos se dan cuenta de que el mercado no da para tanto. También muchos vienen confundidos, creyendo que una carrera tecnológica se limita a manejar una computadora. Hay que estudiar matemáticas, física, son carreras difíciles", explica Graciela Canessa, directora del Departamento de Orientación Vocacional del CBC.

"No sólo se trastocaron las condiciones externas. También cambiaron valores y expectativas del chico. Quien nunca vio trabajar a su padre configura una idea de trabajo distinta de quien vio a sus mayores cifrar esperanzas en la actividad productiva. Esto, sumado al consumo como meta y el 'quiero todo ya' marca otra manera de ser joven, que conlleva un arduo trabajo para imaginar el futuro", dice Gullco.

Clara Volcovich, de la Dirección de Salud y Orientación Educativa de la Secretaría de Educación porteña, asegura que las consultas se triplicaron. "Una de las cosas que más se cuestionan los chicos es si lo que van a estudiar les servirá para algo. Muchos se inclinan por las carreras cortas, porque así pueden trabajar antes o porque no demandan tanto esfuerzo". Alicia Cibeira, de Orientación Vocacional del CBC de la UBA, dice: "Los chicos no vienen sólo para elegir una carrera. Se preocupan por si van a terminarla o si podrán trabajar mientras estudian, porque muchos son el sostén de la familia".

Para Sergio Rascovan, psicólogo especializado en orientación vocacional, es en esta elección donde se juega de manera contundente qué será de la vida, y por eso hay tantas fantasías y rodeos con el tema. "La sociedad le exige al joven que se decida, y esa presión es muy fuerte", asegura. En cuanto a la incertidumbre laboral, dice que ve algo positivo en los chicos: "Como nada es seguro, estudian lo que les gusta".

Y aquí los orientadores coinci den: por más que los chicos pregunten qué conviene estudiar de acuerdo al mercado laboral, nadie les da una respuesta. O como dice Canessa: "Es imposible saber qué va a pasar. No hay que dirigir a los jóvenes ni decirles qué deben estudiar. La idea es escucharlos y que ellos mismos descubran sus intereses".

 

 

Volver a Notas y entrevistas destacadas

Palermo, CABA | Tel./Fax 5411.4772.4900 / 5411.4775.6985 | e-mail: lic.claudiamessing@gmail.com
Copyright © 2012 IASI - Instituto para el Abordaje de la Simetría Inconsciente - Claudia Messing. Todos los derechos reservados. Sitemap